Correr y sufrir un poquito para activar el recuerdo

Por primera vez en muchos, muchos meses hoy he hecho una sesión de carrera con más de 10 km y encima con desnivel. Era necesario y me ha servido para activar el recuerdo de lo que se siente cuando se va un buen rato al 90% o más de pulsaciones. Una rutilla por montaña con algo de desnivel, lo cual recordaba menos que lo primero. El tiempo por Gavà está genial de temperatura y el rato ha sido muy agradable.
Por primera vez en meses también corría en grupeta. Nos hemos juntado 6 personas y, aunque la falta de entreno y mi lesión en proceso de curación total me han hecho ir un poco con el gancho y conservador, al final he llegado muy contento. 
Pienso si habré hecho bien en correr todo eso con la espalda como la tengo… Pero lo mejor es que sigue sin doler (tan solo molesta un poco) así que intentaré regalarle a mi musculatura dorsal un buen masaje de fisio esta semana por lo bien que se ha comportado. Y por las ralladuras de cabeza que me está ayudando a olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *