Crònica: Mitja de Gavà 2018, estable, contento, sin sorpresas.

Foto de JJ Vico

Tiempo real: 1:34:27 // Ritmo: 4:29 // Posición en la general 176

Lo bueno que tiene la Mitja de Gavà, ya lo he dicho más de una vez, es que salgo de casa calentando y me ducho en mi cuarto de baño al poco de llegar a meta. Es por eso que es más difícil que me venza la pereza o me pueda poner excusas como las que me sirvieron para no ir al Duatlón de Granollers. En esta ocasión afrontaba la carrera con la mentalidad de “voy a correr y lo que surja”.

Al calentar me encontré con un compañero que tenía la intención de correr suave porque en dos semanas iba a competir en el maratón de Barcelona así que salimos juntos y me fue acompañando durante casi toda la carrera. Yo pillé un ritmo con el que me sentía cómodo y en esta ocasión me aseguré de que los dos geles que llevaba no se me cayeran. La verdad era que iba bastante previsor en cuanto a ritmos porque uno, no tenía demasiadas ganas de cansarme mucho y dos, aun recordaba el pajarón que me dio en Sitges.

Iban pasando los kilómetros y el ritmo estaba bastante estable, entre 4:15 y 4:25 todo el rato. Al hacer el giro en la zona del apeadero de Castelldefels hacia el ecuador de la carrera los kilómetros se empezaban a hacer más duros así que me tomé el segundo gel que me dio energía suficiente para mantener las fuerzas unos cuantos más. Pero a partir del kilómetro 17 es donde indudablemente la falta de entreno empieza a notarse. No es que sea una cosa voluntaria es que objetivamente no puedo sacar más minutos al reloj para entrenar, así que por el momento voy a ir asumiendo que es lo que hay.

Los últimos kilómetros, a pesar de todo, se hacen largos pero bastante llevaderos. El ritmo baja pero no me quedo tirado y llevaba un colchón de segundos que pude mantener. Además una vez encarada La Rambla y el Carrer Sant Pere hacia el estadi La Bòbila se pasa rápido. Me encuentro a mi abuela entre el público que me saluda y me da el punch final para entrar a meta.

Al final resulta que rebajé incluso la marca del año pasado en medio minuto. Si no puedo entrenar más no creo que pueda mejorar mucho pero como mínimo ahí que me mantengo. Veremos a ver dónde es la próxima cita y cómo me pilla de motivado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *