Hoy he sido globero al atardecer

Hoy me he sentido como un globero – quizás siempre lo haya sido-, pero
feliz. Ahora todo lo que entreno es nuevo desde hace mucho tiempo. Voy
estrenando sensaciones y haciendo cosas por primera vez después de
meses con la ilusión del novato. El título de este blog vuelve a tomar todo
el sentido de sus inicios.
Esta
semana ya he tocado las tres disciplinas. Poquito de cada una.
Pero a nivel mental eso me ha ayudado mucho. Desperezando a la rutina
sedentaria y saliendo del dique seco arrastrándome aun por el suelo y peleando por ponerme de pie. 
Este atardecer
he salido en bici. Muy poquito, solo 1 hora. El sol se esconde
aún demasiado temprano hasta la semana que viene que cambien la hora. De
todas formas no había intención de hacer mucho más. Tomar contacto otra
vez con las dos ruedas y notar cómo es eso de pedalear en mi vieja
Colnago. He ido a la playa y después me he hecho una subida al vertedero
del Garraf. Muy dura en mi actual estado de forma pero excelente para
volver a sentir el sufrimiento y crear endorfinas de manera acelerada. 
Tras
la ducha lo mejor. Esa sensación que solo el deporte da. Lo mio es como
el que deja de fumar y vuelve a recaer en el vicio. No podía estar
mucho más tiempo sin esto. El síndrome de abstinencia se estaba empezando a cebar en mi. No. Me estaba empezando a cebar a mí. Eso sería un reflejo más fiel de la realidad…

Un comentario sobre “Hoy he sido globero al atardecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *