Mis Zoogs Predator

Creo que no existe una marca y modelo de gafas de natación que más adictos tenga que las Zoogs Predator. Por lo que veo en mi entorno de entreno, competiciones y leo por los blogs, existe mucha, muchísima gente que se declina por estas gafas. Antes de descubrirlas yo había probado con las Speedo y las Arena pero una vez me puse las Predator nada que ver. En las otras me acababa entrando agua o molestándome en alguna parte, más aún cuando se nadan distancias largas o en aguas abiertas. Recuerdo aún el suplicio que supuso para mi tabique nasal nadar con unas Arena durante los 3000 metros del XXV Triatlón de Guadalajara y siempre que subía a la bici iba con algún ojo colorado de el agua que me entraba. Fue probar las Predator y adiós a esas complicaciones. Valen la pena. Los precios suelen estar rondando los 20 euros, dependiendo del tipo de lente que se quiera. Yo tengo un par, unas polarizadas para las competiciones o exteriores y otras para entrenar en interior, con unas lentes de esas que dan la sensación de tener más luz que la que hay en realidad.
Quizás el punto que peor llevan es su fragilidad. Suelen ser muy sensibles y proclives a partirse en dos por la zona del puente de unión que pasa por encima de la nariz, incluso a veces cuando apenas se han utilizado. A mi mismo me dejaron tirado por ese motivo hace un tiempo, justo antes de empezar una competición en Calafell, así que si competís con Predator nunca os olvidéis de llevar unas gafas de repuesto por si acaso.

Un comentario sobre “Mis Zoogs Predator

  • el 21 octubre, 2011 a las 10:08
    Permalink

    Yo también soy adicto a las Zoggs! Me faltan por eso las polarizadas, el otro día en Gavà, hice por los menos 100 metros más hacia Viladecans!!jeje
    También soy fan (por su alta durabilidad) de las Aqua&Sphere!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *