Por qué he estado tanto tiempo sin hacer deporte

Jamás desde que abrí este blog he pasado tanto tiempo ausente de él. Ni tanto sin hacer deporte. No me extenderé mucho en explicar los motivos. Hay un poco de todo.
Necesidad de trabajar más y cobrar menos. Menos para gastar en el deporte. Menos tiempo y menos dinero. Estar preparándome unas oposiciones a periodista. Tener proyectos varios intentando avanzar en la vida, todavía cabando a estas alturas los cimientos que la construyan. Mejoro los planos, para que cuando lleguen tiempos mejores pueda volver a atacar los objetivos por los que siempre voy a estar luchando.
Eso por un lado. Por el otro entra el factor mental, el efecto arrastre y la rutina de la inapetencia. Si contra más deporte se hace, más se quiere, cuanto menos, menos. Es así. Se entra en una dinámica de falta de actividad física cuyos efectos psicológicos negativos he intentado minimizar aprovechando el tiempo al máximo y no dejando prácticamente nada al asueto, salvo lo imprescindible para la mera supervivencia.
De ese manera he estado desde que acabé mi último Ironman, casi cinco meses en los que he acumulado tantas horas de entreno como en una semana de poca carga para una competición de medio pelo. Se pierde forma y se gana peso. Pero nada más. Puedo volverla a ganar y volverlo a perder. Y a pesar de todo esto cada día sigo pensando en lo mismo. En el deporte. Es imposible desengancharse, por muy lejos que uno esté de él.
Parece que va siendo hora de ir retomando las viejas costumbres. No debe ser muy difícil si lo contrario tampoco lo ha sido.

4 comentarios sobre “Por qué he estado tanto tiempo sin hacer deporte

  • el 11 marzo, 2014 a las 13:07
    Permalink

    Pues mucho ánimo, somos muchos en los que me incluyo los que hemos tenidos que modificar nuestras preferencias en el deporte a causa de un trabajo (si lo tenemos) o por falta de presupuesto. Al final te adaptas y el deporte sigue quemando dentro y si no se acude a 15 carreras al año se va a 2, pero entrenar sigue siendo gratis y siempre se puede hace un hueco en el día, aunque sea 45 min.
    A por ello.

    Respuesta
    • el 12 marzo, 2014 a las 22:12
      Permalink

      Sí, como estamos drogados de deporte no queda otra… No hay rehabilitación posible jeje. Eso haré, intentar adaptar a las circunstancias para sacer lo mínimo y disfrutar de todo esto.

      Saludos!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *