Primer día de nado desde octubre

Mi suave reentrada a los entrenamientos me ha visto hoy en bañador por primera vez desde octubre. La curva de la barriga sobresale algo más por encima de él que en aquel entonces. Es uno de los puntos a tener en cuenta para volver a entrar en el neopreno… Reducir esa curva.
Han sido tan solo 1.200 metros. He perdido técnica. He perdido fondo. He perdido mucho. Pero lo importante ahora mismo más que el entreno en si, es ir asentando una rutina psicológica y habituando de nuevo el cuerpo al medio acuático, sentir las sensaciones de nuevo. Unas pocas sesiones más y todo irá volviendo a la normalidad.
Seguimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *