Proyecto Fixed III: El pintado

Después del desguace, en la que no hubo herramientas para extraer la horquilla, llega la tercera fase de la reconversión del pepinaco de bicicleta en una de piñón fijo que va a atraer todas las miradas de los usuarios de la via pública. Es la fase más sucia. Primero hay que quitar la pintura. Lo que he hecho ha sido aplicar una generosa capa de decapante con una brocha (cuidado que irrita la piel), esperar a que actuase durante unos minutos y rascar con una espátula. La pintura salía facilmente pero en los rincones no era tan fácil. Para esos recobecos he usado un taladro y un accesorio con puas de alambre como el de la foto. Acto seguido hay que limpiar con un trapo todos los restos de pintura y decapante y acabar de pulirlo todo con una lija de agua y volver a pasar un trapo.
Lo segundo que he hecho es pintar. Encontré en Bauhaus un spray de pintura negra que además de pintar también sirve como imprimación y es efectivo contra el óxido. Matamos dos pájaros de un tiro. Esta fase es delicada y requiere paciencia. Hay que tapar con cinta de carrocero las partes que no queremos pintar. Seguir los típicos consejos… no pasarse aplicando la pintura porque pueden quedar coterones y que no quede un buen acabado. Admito que algún churrete me ha quedado pero apenas es perceptible y el color negro ayuda a disimularlo. Hay que aplicar más de una capa para que quede uniforme pero hay que esperar a que se seque la anterior para que el resultado sea mejor. Yo lo he hecho a lo largo de dos dias, dejándo secar la pintura durante varias horas entre capa y capa, si no tienes prisa te aseguras un mejor resultado. 
La tercera y última parte es la de barnizar. Sirve para que la pintura se adhiera algo mejor al cuadro y también para que se creé una capa protectora que evite que se desconche con los pequeños golpes que le podamos dar al cuadro. El proceso es el mismo que el que seguimos cuando pintamos, pero el tiempo de secado es más rápido. El resultado lo podéis ver en la foto de arriba. 
Lo siguiente es ir haciéndose con las diferentes piezas que me hacen falta y pasar al montaje. Tratándose de una fixie éstas no son muchas: Eje de pedalier, bielas, manillar, potencia, cadena, llantas, un piñón fijo, cubiertas, arco y maneta de freno opcionales, cinta de manillar, pedales y tornillería varia. Pero eso será en próximos posts.

2 comentarios sobre “Proyecto Fixed III: El pintado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *