Semana 22: Levantando el vuelo

Los números de la semana 21 no eran dignos ni de mención. Es por eso que no hubo entrada que hablase de ellos. Acabó además con una penosa prueba en la que había puesto cierta ilusión y que no pude completar. Así que pleno al quince, o todo lo contrario. Pero en lo nuestro, en el deporte y el triatlón, una buena sesión de bicicleta, un excelente dia de series, una transición de las de dejarte listo para una siesta de las de despertar natural o una sensacionales sensaciones en competición pueden hacer generar en tu mente la cantidad de endorfinas necesarias para conmutar la desmotivación por la euforia o como mínimo por la satisfacción y servir, como dice el título de esta entrada, para levantar el vuelo anímicamente hablando. Aunque no ha sido una de las semanas en que más he entrenado, pues he descansado un par de días, -pero doblé otro- esta vez sí que se merece una entrada, y aunque no he nadado -otra semana más- todo lo que debería, le he podido dar caña a la bicicleta. En definitiva esto es un tira y afloja. Si estás más horas entrenando una disciplina forzosamente ese tiempo ha de salir de otro sitio. Y si las obligaciones propias de la vida diaria de un triatleta amateur no se pueden posponer no queda otro remedio que sacrificar algunas sesiones en favor de otras. Así que acabo estos últimos siete días con 11 horas y 2000 m de agua, 30km de carrera y 180km de bicicleta incluyendo en todo esto una jornada dominical de competición duatlética en Banyoles cuya crónica pronto escribiré. Seguimos con la siguiente, la primera de la primavera.

Un comentario sobre “Semana 22: Levantando el vuelo

  • el 22 marzo, 2011 a las 9:01
    Permalink

    Así es. A veces faltan horas, muchas, pero nos dejamos por el camino otras cosas que también son mportantes. Probablemente mas.
    Nunca deberíamos olvidar nustra condición de aficionados.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *