Calentando calderas

Después del periplo canadiense que me ha supuesto un bajón considerable en mi capacidad aeróbica a la vez que un incremento sustancial de materia grasa en mi cuerpo (debido a una dieta poco cuidada) ha llegado el momento de empezar a calentar motores de nuevo. Este verano he cuidado bien poco mis entrenos y mi físico en especial durante los últimos quince dias de agosto.

Al día siguiente de llegar a Catalunya salí a correr 10 km y casi caigo desvanecido del calor que hacía. El jueves pasado salí a nadar 1 km y acabé rebentado y esa misma tarde tuve mi primer entreno de series conjunto con el equipo y las últimas dos de 800 metros no bajaba de 4:45 y medio asfixiado que iba… Un nivel bastante por debajo de lo que soy capaz pero no preocupante, pues con un poco de entreno puedo llegar a coger el tono de nuevo.

Durante este septiembre y octubre toca ir progresivamente, pasarlo bien, evitar el calor y entretenerse con algunas pruebas populares.

Por cierto que estoy empezando a mirar neoprenos y bicicletas de segunda mano, si hay alguna sugerencia buena bonita y barata hacédmelo saber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.