Plantillas para evitar la pronación

Doce días después de la visita al podólogo ya tengo mis plantillas para el control de la pronación, que es lo que provoca mi rodilla del corredor o síndrome de la cintilla iliotibial.

Las puedo usar con cualquier tipo de zapatilla. Ahora me han dicho que tengo que estar unos días habituándome a ellas. Intentaré llevarlas puestas siempre que pueda durante los próximos días. De aquí a cuatro o cinco ya podré empezar a correr un poco con ellas a ritmos suaves y con distacias cortas. Esto quiere decir que el entrenamiento de mañana, con test de Cooper incluído, tendrá que esperar un poco. Lo cambiaré por una sesión de musculación de piernas en el gimnasio con algo de elíptica o bicicleta estática.

Las plantillas han costado 150 euros. Suma y sigue con la afición. Dentro de poco dedicaré un post a “¿Es caro practicar el triatlón?” Cuando haga la suma de todo lo que me he tenido que comprar desde que empecé, seguro que me sorprendo a mi mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.