Hay que saber parar

Ayer, en la pista de atletismo, tocaban 8 series de 1000 m. Después del calentamiento y de hacer la primera a 3:50, tuve que parar. No por dolor, sino por molestia. La cintilla iliotibial me está avisando, pero esta vez, es en una pierna distinta a la del año pasado. Antes de que el dolor pase a ser incapacitante se ha de saber parar y contenerse.

De momento no me procupa nada, ya que he entrenado bien la carrera a pie. Pero es necesaria una visita al fisioterapeuta para masajear la fascia lata. La renovación de plantillas está en proceso y unas zapatillas nuevas tampoco irían nada mal; las que tengo tienen más de 1000 km en las suelas…. Espero no tener que hablar mucho más de la lesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.